Audiolibro | Poemas del libro Fabla de la magnolia, de Elsa Baroni

Figura femenina oliendo flores.

Tres poemas del libro Fabla de la magnolia (Ediciones Deslinde, Madrid, 2021), de la poeta uruguaya Elsa Baroni de Barreneche, en la voz de Ana Rosa Díaz Naranjo.

ELSA BARONI DE BARRENECHE nació el 4 de abril de 1932 en Montevideo, y falleció en esta misma ciudad el 10 de marzo de 2021. Destacada narradora, dramaturga, editora, ensayista y conferencista, pero fundamentalmente poeta. Comenzó a publicar a principios de los setenta, hasta sumar unas treinta obras, donde se destacan su literatura infantil, la poesía amorosa y otros temas universales, incluyendo la poesía lunfarda. Ha publicado su libro Fabla de la magnolia (Ed. Deslinde, Madrid, 2021). Ha dirigido instituciones culturales y de servicio social. Durante cuatro períodos presidió el Grupo Erato (fundado en 1949), para el fomento de la cultura artístico-literaria. También participó del Centro Hispanoamericano de Artes y Letras. Dirigió y editó la publicación infantil-juvenil Clariluz y sus amigos. Codirigió, con Marta de Arévalo, la revista Marta y Elsa (fundada en 1989), de poesía y narrativa para niños. Incluida en numerosas antologías. Sus textos han sido musicalizados. Cofundadora de La Casa del Poeta Latinoamericano, y del Grupo de los 9 (en 1978), integrado por autores uruguayos. Mereció en 1994 el «Premio José Vasconcelos» del Frente de Afirmación Hispanista, A. C., México.


El alba

Dame tu mano y ven.
Dame tu mano…
Una vez más se acerca la alborada.
Dame tu mano y ven,
todo comienza.
Lo que ha quedado atrás
no importa nada.
Pinta la luz una promesa nueva
con dedos silenciosos en tu almohada.
Dame tu mano y ven.
Todo es tan bello.
Aún no asoma el sol
mas su luz pura
expande de los cielos en la altura
una belleza límpida y dorada.
Camina hacia la luz…
Mira la euforia
conque ha pintado Dios
toda su gloria
al darnos a la Tierra por morada.
Cuánto de hermoso hay.
Cuánto de bueno.
Aún entre los légamos del cieno
crecen flores y hierbas perfumadas.

¿Que hay dolor?
¿Que hay maldad?
¿Qué hay sufrimiento?
¿Cómo quieres que el blanco
con su albura
destaque ante nosotros su presencia?
El negro justifica su existencia
remarcando del blanco
la figura.

¿Qué sabes tú de Dios?
¿Sabes, acaso,
si el profundo pesar que te acongoja
no es la llama esencial
ferviente y roja
conque alimenta el fuego de tu alma?

Dame la mano y ven.
Dame la mano…
El cielo es tan azul….
el aire tibio.
No miremos atrás.
Dame la mano…
Marchemos hacia Dios con equilibrio
porque equilibrio es Dios y es soberano.


El tiempo mágico

Tiempo de ser feliz,
El tiempo mágico.
Tiempo de florecer
Como la hiedra
Enredada en los muros de mi casa.

Tiempo de ser feliz,
El tiempo mágico.
Tiempo de hilar serena
Entre mis dedos
El estambre precioso de tres almas.

Tiempo de ser feliz,
El tiempo mágico.
Tiempo de modelar
Calor de vida
En el hueco pequeño de mis manos.


Recuerdo

Ensoñación del alma en que se evoca
La suave nota, la emoción primera,
Rojo maravilloso de la rosa,
Un perfume dulzón de madreselvas.

Todo lo viejo es nuevo en esta hora
Y lo nuevo, qué viejo y qué lejano!
Todo vuelve otra vez, la antigua aurora
Camina como un niño, de mi mano.

Esa era yo pisando margaritas
Y creyendo pisar hojas quebradas.
Recuerdo de un amor que hoy mueve a risa
Pero tiene perfume de alborada.


Sigue en IVOOX el podcast Voces de la Literatura, de Deslinde.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad